Sabor a Navidad

Sabor a Navidad

La Navidad inunda ya todos los rincones de nuestra ciudad. Calles iluminadas, escaparates decorados, tiendas recubiertas con la ornamentación típica de las fiestas, todo se reviste de ese halo especial que tiene la Navidad. En HeyValencia queremos mostrarte cómo se vive el espíritu navideño en dos de nuestros mercados más emblemáticos: el Mercado de Colón y el Mercado Central.

Seguramente no hay mayor símbolo modernista en Valencia que el Mercado de Colón. Monumento Nacional, su rehabilitación le devolvió el esplendor de antaño. Con la llegada de la Navidad, el Mercado altera su fisonomía para imbuirse del espíritu festivo. Un gran árbol ilumina la entrada y en la planta superior todo su perímetro se llena de tiendas. Las monta la Asociación de Belenistas de Valencia. En este mercadillo puede encontrar hasta el día 10 de diciembre cualquier figura que ennoblezca su belén, o toda clase de adornos para el pesebre o el nacimiento. El Mercado de Colón también dispone de su propio belén. Lo componen figuras a tamaño natural realizadas por artistas falleros.

Muestra de artesanía
El testigo a los belenistas lo toman los artesanos. Del 14 de diciembre al 5 de enero se celebra en el Mercado de Colón la XVII Mostra d’Artesania de Nadal, una cita donde pueden adquirirse productos fabricados a mano por artesanos locales.

Glamour y elegancia
El reconocido cocinero Ferran Adrià dijo no conocer un lugar en el mundo con tanta elegancia como el Mercado de Colón. Pasear por sus tiendas, cafeterías y restaurantes, es respirar calidad y glamour. Y más, si cabe, con el encanto que le aporta la ambientación navideña.

Calidad y exuberancia
También modernista, y también centenario, el Mercado Central nos ofrece una experiencia diferente en la Navidad; la del bullicio de cientos de personas deambulando por su enjambre de tiendas. Salvando las distancias, es más nuestro Gran Bazar. Resulta típico por estas fechas encontrar al cliente que busca comprar el mejor marisco antes de que alcance un precio desorbitado en los días previos a la Navidad. Un espectáculo, el de su ambiente ruidoso y exuberante, que no conviene perderse.

(Visited 37 times, 1 visits today)
22 diciembre, 2017 / , ,
Comments

Comments are closed here.